Los 5 síntomas del workhólico

workaholic

¿Sabes reconocer a un workhólico? Son los que no salen los viernes por entregar un reporte, viven en la oficina y no descansan ni para ir a almorzar. Son los que sacrifican las series de Netflix por adelantar trabajo los domingos y esperemos que, no sea gente como tú. Hazte estas preguntas y lee nuestro artículo para descubrir si eres el workhólico entre tus amigos.

¡Comparte el quiz para mostrar tus resultados!


Solo díganos quién es usted para ver sus resultados.

Los 6 síntomas de un workholico
%%personality%%

Comparte tus resultados



#1. Sentir que puedes hacer todo en un día.

Te consideras un maestro multitareas, puedes hacer todo al mismo tiempo y eres el único que cree que queda perfecto. La realidad es que te gusta el estrés y si no terminas todo lo de la semana en un día, no te sentirás tranquilo.

 

#2. Trabajas los domingos.

Llega el domingo, un día en el que puedes quedarte acostado en tu cama viendo series y comiendo, pero para ti no hay descanso. El domingo te levantas temprano, te vistes y te sientas a adelantar trabajo. No dejas un segundo de tu tiempo sin ser productivo. ¿Todavía tienes dudas de ser un workóholico?

 

#3. Dejas pasar a los amores de tu vida.

te acaba de llamar la mujer de tus sueños, con la que has tenido un crush desde la graduación. Está en la ciudad solo una noche y te llama para invitarte a un café. No sabes cómo reaccionar y de repente caes en cuenta del informe para la otra semana, la presentación para el próximo mes e incluso el aumento del próximo año. El café no va con tus planes y decides pasar la oportunidad. ALERTA workoholico.

 

#4. Quedarte después de que todos se fueron.

Si eres de los que se queda hasta tarde en la oficina, no tiene nada de malo, te gusta lo que haces y le metes tanto empeño a tu trabajo que sacrificas tu tiempo personal. Te sientes el más productivo de la oficina pero para tus compañeros, probablemente solo eres quien se roba el internet de la oficina y no tiene nada mejor que hacer que trabajar.

 

#5. Te quedas sin amigos.

Te invitan a unos tragos después del trabajo, a un reencuentro del cole o incluso al cumpleaños de tu mejor amigo, pero decides trabajar. Ya eres un caso perdido para tus amigos. Ya nadie cree tus excusas después de celebrar el cumpleaños de tu perro dos veces en un mes.

 

Escrito por nuestro colaborador Aaron Parales.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
1

Relacionados