Villanos de Disney que comprendemos ahora que hemos crecido

La adultez llega cuando empezamos a identificarnos con los villanos de nuestras películas favoritas.

portada-disney-malos

Cuando éramos pequeños odiábamos con todo nuestro corazón a los villanos de nuestras películas favoritas de Disney. Sin embargo, ahora que somos adultos responsables (JAJAJA) hemos llegado a comprender su maldad e incluso sentirnos identificados con ellos. Conoce cuáles villanos se asemejan más a tu vida.

 

1. Maléfica:

No la invitaron al nacimiento de Aurora y por eso la maldijo e hizo todo un drama. Bueno, no maldecimos a la gente pero sí nos ponemos un poco dramáticos cuando algún amigo decide no invitarnos a alguna fiesta o evento. ¿Qué se creen? ¿Acaso nosotros no somos el alma de la fiesta?

 

2. Hades:

Al igual que Hades en Hércules, muchas veces necesitamos aprender a controlar nuestra ira y más cuando estamos rodeados en clase de gente molesta. No hay nada más irritante que escuchar todo el día a esas personas que no dicen cosas interesantes o que hacen mucho ruido comiendo chicle. Ojalá fuéramos dioses del Reino de los Muertos en esos momentos.

 

3. Grimhilde (La reina de Blancanieves):

Todos en algún momento hemos sentido unos celos intensos hacia alguien, sea porque le va mejor que a nosotros o es más bella o más popular. Claro que no llegamos al punto de la reina de Blancanieves al tratar de destruir a esa persona, pero nos dejamos llevar un poco por la envidia.

 

4. Madre Gothel:

¿A quién no le da pánico envejecer? Si a medida que crecemos vamos empezando a tener ojeras, a sentir cansancio e incluso llega ese terrible momento en el que alguien te dice ‘señora’. Haríamos hasta lo imposible para permanecer jóvenes y cool toda nuestra vida… bueno, tal vez no secuestraríamos a una chica que tenga un cabello milagroso pero ajá.

 

5. Gru:

La adultez nos hace un poco huraños y amargados pero eso sí, tenemos tanto empeño en cumplir todos nuestros sueños que hasta somos capaces de robarnos la luna.

 

6. Capitán Garfio:

No sé a ustedes, pero los niños que lloran o andan corriendo por ahí me parecen demasiado irritantes. Al punto de sentirnos como el Capitán Garfio con su profundo odio hacia los niños perdidos. Tal vez no armemos toda una guerra en contra de unos mocosos, pero sí evitamos estar cerca de ellos. Además, muy en el fondo les tenemos envidia porque ellos no tienen que pagar cuentas ni hacer rendir el salario como nosotros.

 

7. Cruella de Vil:

El amor por la moda es tan intenso que daríamos cualquier cosa por vernos FANTABULOSOS. Nuestro corazón se acelera cada vez que vemos la palabra ‘oferta’ en una vitrina y entramos en depresión cuando hay rebajas pero no tenemos dinero. No matamos perritos pero soñamos con el día en el que nuestros mejores amigos sean Domenico Dolce y Stefano Gabbana.

 

¿Con cuál otro te identificas?

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados