¡A veces odio ser mi propio jefe!

Nunca pensaste que ser tu jefe sería tan difícil.

llora

Una de las cosas más difíciles para el ser humano, es poder ser autónomo en algunos aspectos de su vida. Con toda la euforia que manejaron al momento de iniciar su empresa, quizá no se dieron cuenta del sin número de sacrificios que son necesarios para que todo salga bien y termine dando dulces frutos.

Si es así, estas cosas te harán sentir súper identificado. Veamos con cuantas te relacionas.

1. Es muy complicado aprender a ser disciplinado:

giphy-77
Al no tener ninguna responsabilidad obligatoria, la pereza suele llegar y hacerse una casa dentro de nosotros. ¡Es muy difícil hacer que se vaya! Levantarse temprano, cumplir horarios de oficina, dar ejemplo a tus empleados, empezar a tocar puertas y hasta vestirte de acuerdo a lo que estás haciendo te resulta complicado, no porque lo sea, es porque estabas acostumbrado a otro ritmo de vida.

2.Eres el primero en llegar y el último en irte:

 

giphy-84
Emprender, de alguna manera, yo lo interpreto como la forma de hacer un sacrificio por lo que te apasiona. Ese bebé que estás creando es solamente tuyo. Eres el jefe, la responsabilidad de que pueda desarrollarse y consolidarse como algo exitoso, depende en gran parte de tu propio esfuerzo. Por eso es muy normal que seas el que más madrugue y el que más se trasnoche.

3. Debes estar presente en cada reunión que se convoque:

 

giphy-78
No tienes tiempo para absolutamente nada. Ahora toda tu vida gira entorno a tu empresa.

4. Manejar a tus empleados puede ser un infierno total:

 

giphy-79
Es demasiado complejo manejar personal. Siendo el jefe, tu deber también es velar por el bienestar de las personas que están trabajando en equipo contigo. Hormonas revueltas, la tensión, el estrés, la falta de tiempo para la presentación de los trabajos, las malas caras de los compañeros, las quejas y hasta el bullying, son puestos sobre tu mesa y es tu deber solucionarlos. Es un milagro no terminar loco.

 

5. Sacrificas tu sueldo para poder pagarle a tus empleados:

 

giphy-80
Nada más triste que trabajar duro para que al final del mes les llegue dinero a todos, menos a ti. Esto pasa básicamente, mientras tu empresa empieza a posicionarse. Sin embargo, es como una bofetada en la cara no tener ni para comprarse un pan (estoy exagerando), nos duele a todos.

 

6.El café se convierte en tu mejor amigo:

 

giphy-81
Todos sabemos que la cafeína es adictiva. También somos conscientes de que esta pequeña amiga, es la única que puede mantenernos despiertos cuando nuestro cuerpo no da más. La labor que estás desempeñando ahora como jefe, te obliga a estar 24 horas al día y siete días a la semanas completamente activo y pendiente para que todo salga bien. Ten en cuenta que entre más constante sea tu consumo de café, así mismo será complicado disfrutar de sus efectos.

 

7. Los clientes insatisfechos siempre quieren hablar contigo:

 

giphy-82
Las sugerencias y recomendaciones son demasiado importantes para mejorar la labor que estás desempeñando. Pero el infierno empieza a arder más, cuando siempre es a ti a quien quieren ver para resolver todas sus inquietudes. Es normal eres el cerebro de todo. Ya en este punto debiste haber desarrollado algún tipo de súper poder.

 

giphy-83

 

A veces odiamos ser nuestros propios jefes. Es probable que en algún momento hayas querido botar todo a la basura y decir ¡ME VOY, NO PUEDO MÁS! Quiero irme a mi casita, prender la tele y comer palomitas de maíz. Estoy segura de que eres todo un superhéroe por resistir y hasta volverte inmune a los ataques. Cuando pienses que odias estar en esta posición, recuerda que Superman nunca se dio por vencido aun cuando la Kriptonita era el único mineral que podía debilitarlo.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados