Transforma el mundo desde lo que hay en tu armario

Cambiar el mundo es mucho más fácil de lo que crees. Puedes empezar abriendo tu closet.

pexels-photo-179909

Todos podemos cambiar el mundo desde nuestra vida cotidiana. Hoy quiero contarte cómo puedes hacerlo con la ropa que usas diariamente. Pero claro, te preguntarás ¿Qué tiene de malo mi ropa? En realidad, no vengo a criticar tu estilo ni decirte cuales son las tendencias para esta época del año, solo quiero contarte un poquito sobre la problemática que está detrás de la industria textil y sobre la solución que ofrece la moda sostenible.

 

 

Las problemáticas:

 

El medio ambiente:

 

Para nadie es un secreto que la contaminación ambiental está creciendo cada día. Aunque esto no se debe únicamente a la industria de la moda.

Lo que pasa es esto: por un lado, la materia prima no es producida de la forma más amigable con el medio ambiente y por otro lado existe la Fast fashion, la idea de esto es que tú compres ropa y cambies de ropa muy rápidamente, pero piensa ¿Qué haces con la ropa que ya no usas? Si la donas, felicitaciones, si la botas estarás generando desperdicios y contaminando el planeta.

 

1134 personas murieron en una fábrica en Bangladesh en el 2013:

Lastimosamente, este fue un suceso que mostró al mundo la realidad de las fábricas que producen la ropa de muchas marcas conocidas.

El edificio en el que trabajaban colapsó, a pesar de que los empleados habían mostrado su preocupación en repetidas ocasiones.

Sin embargo, el problema es mucho más grande que ese. Piensa en cuánto cuesta una chaqueta en una de tus tiendas favoritas, ahora imagina cuánto le pagaron a la persona que la hizo ¿listo? Te sorprenderá saber que probablemente esa persona puede ganar menos de 60 euros al mes trabajando horas extra.

Claro, no estoy diciendo que todas las marcas sean monstruos que le pagan una miseria a sus trabajadores, poco a poco se ha generado conciencia frente al tema y las marcas se han preocupado por mostrar quiénes están detrás de tu ropa

 

Las soluciones:

No te preocupes, no todo es malo y triste; de hecho, hay muchas opciones para que puedas comprar ropa o seguir las tendencias que más te gustan sin hacerle tanto daño al planeta o a las personas que la fabrican. Estas son solo algunas:

 

Piénsalo dos veces antes de comprar:

 

Si quieres puedes seguir comprando en tu tienda favorita, pero antes de comprar algo pregúntate ¿Vale la pena? ¿Lo necesitas? ¿Lo vas a usar? ¿Por cuánto tiempo lo vas a usar? Otra cosa que puedes hacer es ahorrar un poco y comprar cosas de mejor calidad que duren más tiempo y que sepas que vas a amar indefinidamente.

 

 

Comprar en tiendas de moda sostenible:

 

Hay muchos diseñadores locales, que tienen tiendas pequeñas (muchas las puedes encontrar en Instagram) y se preocupan por el proceso de elaboración de la ropa. Cómprales a ellos, así no solo apoyas la producción sostenible, también apoyas a pequeños empresarios que quieren salir adelante haciendo lo que aman.

 

 

Comprar vintage:

 

Yo sé que en Latinoamérica hay un poco de recelo frente a esto, pero qué importa. Hay muchas personas que venden ropa en buen estado porque ya no la usan. ¡Puedes encontrar prendas increíbles! Otra cosa que puedes hacer es desenterrar tesoros del armario de tu mamá o de tus tías, cosas que dejaron de usar hace muchos años pero que a ti se te verán fabulosas.

 

 

Intercambia ropa con tus amigos:

 

¿Tienes una chaqueta que ya no te gusta tanto, pero le encanta a uno de tus amigos? Hagan un trueque, dile que te la cambie por algo que ya no use. Los dos ganan, renuevan su armario y ayudan al planeta.

 

 

Hacer tu propia ropa:

Esta opción no es para todos. Necesitas habilidad y aprender a usar una máquina de coser. Lo bueno es que de seguro hay alguien en tu familia que te puede enseñar y ayudar. Si te atreves a hacerlo tienes la posibilidad de hacer toda la ropa que quieras y que te guste, puedes escoger el material, el color ¡Tendrías prendas únicas como tú!

 

 

¡Anímate, únete al cambio!

 

 

Si te interesa saber más sobre el tema puedes visitar la página de Fashion Revolution.

O leer este folleto hecho por Fashion Revolution.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Tendencias

Relacionados