¡SIN RIESGO, NO HAY AVENTURA!

 

 

pexels-photo-24836-large

 

Hace poco descubrí este libro de RedEmprendia, de la editorial Netbiblo, “Causas del fracaso de los emprendedores”. Se los recomiendo porque es muy sencillo de leer y el aporte es maravilloso, sobre todo para los que están iniciando su empresa.

Constantemente, se habla de los emprendedores que han alcanzado la cima, y sí, es necesario darles el reconocimiento que merecen, pero debemos tener en cuenta que el mundo está en constante movimiento gracias a los pequeños triunfos de los demás.

Siempre es más sencillo hablar de lo bonito y lo fácil. Es muy difícil encontrar una conferencia donde se hable de las dificultades que ha tenido que atravesar un emprendedor o quizá de lo que significa para estos que su negocio fracase. Es el momento de ver la otra cara de la moneda.

Entremos a analizar un poco el tema. El fundador del MIT Entrepreneurship Center (es un centro de confianza que aporta experiencia a jóvenes estudiantes que quieren convertirse en empresarios eficaces), Kenneth Morse dijo: “NO ME FÍO MUCHO DE LA GENTE CON CURRÍCULUM PERFECTO, YA QUE PROBABLEMENTE SE HA ARRIESGADO POCO”.  Esto no quiere decir que esté mal estudiar y prepararse, ¡esto es lo primero que debemos hacer, muchachos!. Lo que intenta dar a entender es que para lograr el éxito no es suficiente haber estudiado, también es fundamental tomar riesgos y aprender de las equivocaciones; el Libertador Simón Bolívar lo dijo sabiamente “EL ARTE DE VENCER SE APRENDE EN LAS DERROTAS”.

 

mirror-light-black-glass-large

Es normal sentir temor al momento de querer hacer tangible una idea. Estamos expuestos a morir en el intento. Lo importante es que sepamos cuál es la diferencia entre fracasar y ser un fracasado; también debemos tener confianza en lo que queremos hacer y no quedarnos polarizados en un extremo.

Cuando tenemos una idea que consideramos que es innovadora y que generará impacto en un determinado nicho de mercado, es fundamental tener determinación, lo importante es no creer que seremos los mejores ofreciendo un producto o servicio, sin siquiera haber iniciado el viaje. El exceso de confianza puede ser un gran enemigo al momento de emprender. Como bien lo dice el dicho “todo en exceso es malo”.

 

idea

 

Se deben tener en cuenta tres aspectos muy importantes al momento de querer emprender un negocio, estos son clave para reducir los índices de fracaso.

 

1.La reflexión:

pexels-photo-90333-large

Debemos pensar con detenimiento cuál es la idea que queremos llevar a cabo y ver si está realmente es viable.

 

2. La planificación:

startup-photos-large (1)

Tener un plan sobre  cuál es la mejor manera de desarrollar nuestra idea, nos hará la vida más sencilla, pues podremos identificar y reducir el número de imprevistos a los que nos podremos enfrentar.

 

3. Darle objetividad a nuestras decisiones:

startup-photos-large

Saber para dónde vamos y qué impacto queremos generar en el nicho de mercado al que le estamos apuntando, es crucial para que cada uno de nuestros movimientos sea acertado y ayude al crecimiento de nuestra empresa.

 

Los emprendedores se enfrentan a dos tipos de riesgos al crear su empresa

SINKING THE BOAT (hundir el barco)

pexels-photo-95103-large

Nuestra planificación no fue correcta. Quizá le apuntamos a un nicho de mercado que estaba saturado, nos faltaron ideas más concretas sobre lo que queríamos hacer o aplicamos una estrategia de mercadeo que no nos funcionó, lo que provocó que nuestra empresa no saliera a flote como esperábamos.

 

MISSING THE BOAT (perder el barco)

 

pexels-photo-45683-large

 

No nos arriesgamos lo suficiente. En el mundo del mercado, todo está en constante movimiento y crecimiento. La competencia siempre está pendiente del momento en el que bajamos la guardia para entrar en acción y dejarnos atrás. No hay que tener miedo de aplicar las ideas que tengamos para hacer que nuestro negocio crezca. El ideal siempre es ofrecerle a nuestro nicho de mercado lo mejor para ser siempre su primera opción.

 

Lo que quiero que veas, es que no basta con que visualices tu idea de negocio. Aunque tengas temores, es muy valioso que decidas emprender la marcha y tratar de estructurar un excelente plan, que te ayude a ir desarrollando la idea hasta tal punto que sea exitosa. Hay que estar alertas al constante cambio y crecimiento del mercado, los intereses del target group al que vamos a dirigirnos y a que es lo que está ofreciendo la competencia.

 

 

pexels-photo-large

 

El primer paso es pensarlo, el segundo es hacerlo realidad. Por ahora dejemos que el barco zarpe. El viento, junto con el capitán que eres tú, lo guiarán a donde debe llegar.

 

 

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
31

Relacionados