¿Qué tan buen “adulto” eres?

15 cosas que los adultos hacen ¿Cuántas haces tú?

bow-tie-businessman-fashion-man

Cuando cumplimos 18 años nos damos cuenta que ser mayor de edad no implica ser adulto. Lo mismo nos pasa cuando cumplimos 21 e incluso 25. Tal vez, creemos que no somos lo suficientemente responsables o que se seguimos teniendo la apariencia de alguien de 15 (me lo han dicho). El punto es que ser adulto no es tan imposible como suena, de hecho, hay pequeñas cosas que tal vez ya hacemos que nos van llevando a dar ese gran paso.

Hicimos una pequeña investigación y encontramos estas 15 cosas que suelen hacer los adultos. Veamos cuántas haces en tu día a día.

 

1. Tender la cama todas las mañanas:

Es simple, te levantas y la vuelves a organizar. Esto te quitará la tentación de volver a meterte dentro de las cobijas. Además, tu habitación se verá mucho más organizada y en la noche podrás dormir más tranquilo y cómodo.

 

2. Dar buenos regalos:

Esto no es tan simple, pero es importante. Dar buenos regalos no implica que sean caros y que gastes tu inexistente fortuna en ellos. Solo significa que debes DAR REGALOS. No importa si es una carta, un bono o un libro usado, lo importante es que te tomes la molestia de pensar en la persona y darle algo.

Nota: también aplica para cuando visitas a alguien u organizan una reunión en su casa.

 

3. Ir al médico y al odontólogo:

Aquí entra desde: LLAMAR A PEDIR LA CITA. Es probable que hasta el momento tus papás hayan hecho esto por ti, pero es hora de que tú tomes la decisión. Solo tú sabes cuándo necesitas ir y por qué. Procura poner una alarma en tu celular que te recuerde que debes ir al médico al menos una vez al año.

Nota: recuerda que tu salud mental también es importante.

 

4. Revisar el correo y responder los correos que esperan tu respuesta:

Yo sé que suele entrar mucha basura a tu correo, bórrala. Cuando recibas un correo importante respóndelo de inmediato; si no lo haces es posible que lo olvides.

Nota: incluye los correos institucionales en tu celular y procura revisarlos cada mañana, así puedes enterarte de que no hay clase antes de llegar al salón.

 

5. Hacer ejercicio (o intentarlo):

Pensar en ti es una de las cosas más importantes, esto implica comer más sano y por supuesto hacer ejercicio. Busca algo que te guste, no necesariamente tienes que ir al gimnasio. Puedes bailar, hacer yoga o unirte a algún equipo de la universidad.

6. Votar:

Una de las responsabilidades que llegan cuando cumples la mayoría de edad es esta. Ahora tienes la posibilidad de participar de las decisiones que se toman en tu país.

Nota: Que no te interese la política no es una excusa para dejar de pensar en el futuro del mundo que te rodea.

 

7.  Lavar los platos cuando terminas de usarlos:

Yo sé, lavar los platos es de las cosas más aburridas del mundo. Sin embargo, posponerlo no va a hacer que desaparezcan mágicamente del lavaplatos. Es mejor que laves las cosas a medida que las usas, así no se va a acumular.

 

8. Guardar la ropa en el armario:

¿Usaste una chaqueta pero sigue limpia? Guárdala en el armario. ¿Lavaron la ropa en tu casa y solo falta que tú la pongas en su lugar? HAZLO. Si no lo haces solo vas a lograr que se acumule en la cama/silla hasta que sea terriblemente difícil encontrar algo que ponerte y diferenciar lo que está limpio y lo que no.

 

9. HACER las cosas que son opcionales:

 

Si eres de esas personas que dicen “tengo que ir a adelantar trabajos” y de verdad lo haces, felicitaciones. En eso consiste este punto. Aprópiate de las cosas opcionales hasta que dejen de ser opcionales y se conviertan en responsabilidades que debes atender.

 

10. Tener tu propia cuenta en los supermercados:

 

Tengo la teoría de que cuando haga esto seré completamente adulta. No sé si lo han notado, pero cuando nos piden un número de cédula en un supermercado (para acumular puntos o algo así) siempre damos el de nuestra mamá. Ya casi es hora de ir a abrir nuestra propia cuenta de puntos.

 

11. Ayudar a tus amigos cuando lo necesitan:

Creo que esto es más de ser humano que adulto. Lo importante es que lo hagas. Si sabes que tu amigo terminó con su novia invítalo a salir para que se distraiga. También es importante que si alguno de tus amigos cercanos pierde un familiar, lo llames o lo visites para que sepa que lo acompañas en las buenas y en las malas.

 

12. Aprender a cambiar una llanta:

 

No importa si no tienes carro. Es importante que sepas cómo hacerlo porque no sabes cuándo podrás necesitarlo.

 

13. Botar los empaques de las cosas cuando se acaban:

¿Alguna vez te ha pasado que abres la nevera y encuentran una caja de leche o de jugo vacía? ¿No te parece detestable? Entonces no lo hagas, cuando se acaba algo limpia el empaque y ponlo en la bolsa de las cosas reciclables.

 

14. Sacar las cosas que ya no usas:

Todos tenemos ropa que no usamos y que seguimos guardando con la excusa de que algún día la usaremos. No es cierto, no la vamos a usar. Así que es hora de que limpies tu armario y saques lo que ya no usas, puedes clasificarlo en 3 categorías, cosas que puedes vender, cosas que puedes donar y cosas que son para botar (porque ya están rotas o a punto de romperse).

Nota: esto también aplica para todo tu cuarto.

 

15. Comer a la hora que es el alimento que es:

Esto hace parte de tu cuidado personal. Si desayunas bien vas a empezar mejor tu día. Recuerda que es una mala idea.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
1

Relacionados