4,226 Views

¿Qué hacer después de los exámenes finales?

Sabemos que estos finales estuvieron difíciles y que entregaste todo de ti para salvar el semestre.

frightened-1172122_1920

Sabemos que estos exámenes finales estuvieron difíciles y que entregaste todo de ti para poder salvar el semestre. Para la mayoría de nosotros es la época más estresante del año y cuando acabas todo lo que no hiciste a tiempo sientes como si te quitaras a un elefante de encima. Hoy te traemos distintas opciones para que liberes todo ese estrés acumulado y puedas finalmente dejar de tener pesadillas con parciales, ensayos y entregas.

 

1. Convertirte en la bella durmiente:

Después de trasnochar y pasar derecho, necesitas un descanso. Dedícate a dormir todo lo que no pudiste dormir durante los finales; es más, quédate en pijama todo el día y no hagas nada productivo. Deja descansar a tu cerebro y a tu cuerpo.

 

2. Comer -finalmente- algo saludable:

La época de la comida chatarra acabó (al menos durante las vacaciones). Así que finalmente puedes ayudarle a tu bolsillo y dejar de comprar esa comida rápida que tantas veces te salvó mientras tratabas de pasar los finales. Si tienes a tu madre en casa puedes aprovechar su deliciosa comida y si no, igualmente puedes probar distintas recetas saludables y fáciles de hacer. Tu cuerpo lo agradecerá.

 

3. Reciclar:

Que no te suene raro. Después de cada semestre nos quedan miles de fotocopias que probablemente no volveremos a usar o que terminan estorbando por toda la casa, así que lo mejor que puedes hacer es reciclar. Puedes regalarlas a alguien que las necesite o simplemente puedes usarlas cuando quieras imprimir un borrador. Si se te dan las manualidades puedes hacer origami o tu propio papel reciclado.

 

4. Volver al aire fresco:

Durante los finales solo vas de la casa a la universidad y de la universidad a la casa o a la biblioteca. Por eso, es momento de que salgas a caminar, vayas al parque más cercano (o al que quieras) y disfrutes de un lindo paisaje. Puedes incluso hacer un picnic o empezar el libro que has dejado en lista de espera por tanto tiempo.

 

5. Reencontrarse con esos a los que no veías:

La universidad te quita bastante tiempo y es por eso que durante el semestre casi no ves a tus amigos o incluso a tu familia. Por eso, así como el hijo pródigo regresa a casa, las vacaciones te permiten volver a verte con todos aquellos a los que ya estabas extrañando.

 

6. Mover el bote:

Ahora que estás libre de responsabilidades, horarios y exámenes, puedes relajarte y salir a mover el esqueleto con tus amigos. Sal a divertirte y no olvides dejar tus mejores pasos en la pista.

 

7. Beber hasta el amanecer:

¿Por qué no? Sal con los que más quieres a beber un rato y reír. Puedes ir con tus amigos a celebrar el fin de semestre y brindar por unas buenas vacaciones.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados