Paulo Cuevas: el poder de la música

Las canciones de las series que marcaron nuestra infancia, interpretadas en versión Metal, nos están haciendo tocar el cielo.

people-party-dancing-music

El pasado 31 de octubre en el marco de la celebración de Halloween, tuvimos la gran oportunidad de hablar con Paulo Cuevas, un cantante Bogotano de música metal que abrió las puertas de su corazón para contarnos esos sentimientos que habitan en su interior como artista. Mientras nos rodeaban niños, adolescentes y adultos que jugueteaban con sus disfraces y coreaban Triqui Triqui Halloween para pedir dulces, las palabras empezaron a salir de su boca como una perfecta armonía musical.

La música corre por sus venas. Desde muy pequeño pudo vivir la cercanía con ella. Tiene 27 años, una larga cabellera negra, una amplia sonrisa y una potente voz. Paulo evoca con determinación que la única manera de definirse es viendo lo que él hace, pues ahí queda plasmado todo lo que existe en su interior y todas las ideas que fluyen por su mente.

 

 

La música se volvió fundamental en su vida cuando, luego de atravesar un momento difícil, descubrió que la única manera de sentirse bien era cantando y tocando piano. Aunque siempre sintió en su corazón que estaba destinado a dedicar toda su vida a la música, había algo que no podía evitar y era pensar en cómo hacer para lograrlo. En Colombia, la promoción de estos temas artísticos es muy complicada, pues se necesita de muchos contactos para lograr una posición destacada en el mercado musical. Paulo tiene la magia en sus manos. Cuando toca el piano todos aquellos que lo escuchan pueden sentirlo. Para un artista, es fundamental tener un instrumento que lo acompañe y sea su complemento. Esto fue inicialmente un reto para él, pero cuando fue perfeccionando su técnica, pudo descubrir que sería su fiel acompañante y ahora, su adicción. Tocar el piano significa poder recrear en el mundo físico aquello que está plasmado en cada uno de sus sentimientos.

 

“Cuando aprendes más y más de música,
es más fácil imaginar en tu mente lo que quieres lograr con ella”
Paulo Cuevas

 

 

Ha escrito canciones desde los 12 años y su tema favorito para escribir es el tiempo, pues dice que es la manera más acertada de contar lo que pasa cada día. Si entras a ver su trabajo en redes, verás que se ha dedicado a la realización de covers de canciones muy particulares. El porqué de esto es sencillamente que para él en este país  no existe mucho interés por conocer cosas nuevas y es muy complicado llegar a las personas cuando no estás metido en el tema de los medios de comunicación, para realizar una promoción a lo grande de un producto musical.

En este ámbito es muy importante tener en cuenta dos cosas: el contexto en el que se mueven las personas y la conexión que existe con determinadas canciones. Cuando estaba en el colegio, fue cuando la luz iluminó el camino de Paulo en ese sentido. Al tener un accidente que le impidió durante un tiempo seguir con su formación con el piano, tuvo cercanía con la guitarra. Como todo chico, lleno de euforia por la música, tocaba sus canciones, pero notaba que la gente no mostraba demasiado interés. Como siempre ha sido amante de los videojuegos, notó que si tocaba una canción de Mario Bros, la persona que estaba a su lado inmediatamente sonreía y esto se traducía en que había una conexión.

 

“Si pasa algo malo y yo aún puedo pensar
y si eso que pienso es en música, sé que todo estará bien”
Paulo Cuevas

 

Recuerda que hace más o menos 10 años tuvo un concierto en el Palacio de los Deportes, donde estaban abriéndole a una banda extranjera y tocaron la primera canción del primer mundo de Megaman X. Inmediatamente el público se conectó con él y su banda, haciendo del show algo genial.

Aunque ama a Freddy Mercury, sus referentes musicales son Andre Matos (cuando canta notas suaves o muy agudas), Tobias Sammet (con las notas no tan altas y que tienen mucho vibrato) y Hansi Kürsch (con notas gritando y uso de la voz rasgada). Todos son cantantes de Metal, el género que eligió para transmitir a las personas que cuando amas lo que haces, puedes hacerle vibrar el corazón a cualquiera.

 

“Si tú lo deseas puedes volar, solo tienes que confiar mucho en ti y seguir”
Butterfly- Digimon Adventure

 

 

Aunque está perdidamente enamorado, la música es su musa. No concibe vivir en un mundo donde no pueda cantar y hacer felices a los demás. Estar en un concierto, subido en una tarima, rodeado de luces, de sus músicos y de cientos de personas que van a escuchar su voz; ver cómo siguen con él la letra de una canción es de las cosas más increíbles que le han podido suceder. Con temas como “Mi corazón encantado” de Dragon Ball GT, el opening de Pokemon, La canción de los caballeros del zodiaco y hasta versiones muy originales de villancicos tradicionales, ha logrado ganarse un lugar en el corazón de una buena parte de Latinoamérica.

Esa majestuosa combinación entre el metal, las letras de las canciones con las que toda una generación creció y ese plus que solo Paulo Cuevas le pone, es lo que ha hecho que poco a poco se esté posicionando en las redes sociales, sobre todo en YouTube, donde actualmente cuenta con 86.443 suscriptores; sus canciones superan las 100.000 visitas y los comentarios están llenos de gratitud, porque él ha logrado evocar, con magnificencia, los tiempos dorados de muchos jóvenes.

 

 

“SI ME CORTAN LAS MANOS, ME CORTAN LOS PIES O LA LENGUA,
NO IMPORTA, LA MÚSICA SIEMPRE ESTARÁ AHÍ”
Paulo Cuevas

 

La música debe ser una pasión, debe mover corazones y ser motivo de felicidad. Cuando un artista logra conectar su corazón con el de sus seguidores, como le pasa a Paulo, puede decir con toda la seguridad del mundo que ha alcanzado el éxito y eso es lo que él representa.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
2

Relacionados