Jefferson Rodríguez, Colombia

Comencé a trabajar de mesero en bares y discotecas. Así conocí el mundo de la noche.

person-woman-sitting-old

“Yo vivía siempre bien en mi casa todo lo que pedía mis padres me lo daban, videojuegos, celulares, ropa de marca etc. Aunque no estudie en un colegio privado, sí me comportaba como un niño de los estratos más altos. Mis amigos crecieron conmigo y nos graduamos como cualquier joven promedio.

Me empezó a gustar  la rumba y pasarla bien pero mis papas no me daban para eso así que me tocó trabajar. Comencé a trabajar de mesero en bares y discotecas. Así conocí el mundo de la noche.

La rumba, el alcohol, las mujeres, el sexo fácil fueron parte de mí día a día.  Las drogas, cada día una más fuerte y con más efectos psicotrópicos, me fueron formando como una persona sin sueños. Esto me llevó a ser lo que hoy en día represento, una persona que vive en la calle, come lo que le regala la gente y pide una moneda en los semáforos de una Bogotá agitada de sol a sol. Mis amigos de la calle, con los que duermo debajo de un puente, me dicen que yo conozco los dos mundos, pasé de tenerlo todo a no tener nada”.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Tendencias