El Grinch de universidad

Eres o no eres un Grinch y cómo acabar con esa actitud.

hater

No necesitas estar en Navidad para ver a un Grinch, porque la vida ya se encarga de cruzarnos con un idiota al día para amargarnos el camino. Aquí te enseñamos a reconocerlos para evitarlo antes de que sea tarde.

Al Grinch de universidad le gusta llevarle la contraria a todo.

 

Nacieron para odiar y es lo que aman hacer. Así que, si algún día no puedes exponer por culpa de un compañero que te hace preguntas por minuto, ya sabes quehay un Grinch que intenta sabotearte.

¿Qué hacer para quitármelo de encima? Para luchar contra alguien que cree que tiene la razón, es justamente darle la razón.

Si no comparte, es un Grinch.

 

El Grinch ama decir que NO. Le dirá que NO a salir de rumba, a trabajar en grupo, a darte copia en el examen… dirá que NO a todo lo que pueda negarse. Pero no te preocupes, reconoce que no puedes contar con un Grinch y mucho menos cambiarlo. Mejor ignóralo como quiere que hagas.

Nace solo, muere solo.

El Grinch siempre está solo. Cuando hay trabajos en grupo, cuando es hora de salir a almorzar, cuando hay huecos entre clases. Todo el tiempo que comparte a solas, es tiempo que usa en lo único que ama en la vida: él mismo.

Es un ser verde y solitario, y es mejor que no trates de hacerlo tu amigo, porque solo gruñirá y te hará el feo.

Es famoso por ser raro.

Al Grinch no le gusta hablar con nadie, y todos lo conocen por eso. Tiene fama de mala gente, tiene fama de pocos amigos, tiene fama de ser Grinch.

Toda historia tiene final feliz.

A nadie le gusta ser Grinch, excepto al Grinch. Así que no te preocupes si te identificaste con alguno de estos síntomas, porque ser un Grinch de vez en cuando no te hace un completo idiota. Solo te hace humano.

 

Comparte este artículo con tu amigo y si te odia, es Grinch.

 

 

 

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Tendencias

Relacionados