¿Estás estudiando la carrera indicada?

Responde estos puntos y descubre si estás en el lugar indicado

pexels-photo-46057

Es normal dudar de la carrera que estamos estudiando. A todos nos pasa. Pero esto no necesariamente implica que hayas tomado una decisión equivocada y mucho menos que debas pensar en un cambio drástico e impulsivo. Queremos ayudarte a que reconozcas si es una crisis pasajera o no. Hoy te traemos algunos puntos que debes considerar.

 

Recordar por qué decidiste esa carrera:

 

¿Te acuerdas de la felicidad que sentías en primer semestre? ¿En qué momento desapareció? Puedes intentar escribir esos motivos y expectativas que tenías cuando entraste a la universidad. Tal vez tu crisis se debe al estrés de los parciales y no a que

 

 

Saber qué está causando que dudes:

 

Hay miles de cosas que pueden desmotivarte. Piensa qué es. Puede ser estrés, puede ser solo una materia que no te gusta o el ambiente. Si conoces las razones verás qué tanto peso tiene en tu vida, podrás saber si es algo pasajero.

 

Cada carrera tiene mil posibilidades:

 

El hecho de que estudies una carrera no implica que tu vida profesional se limite a eso. Es decir, muchas personas tienen un título, pero se dedican a algo completamente diferente. Ten en cuenta que después puedes hacer una maestría en el tema que siempre has soñado.

 

 

Todo el mundo tiene crisis en algún punto de la carrera:

 

No eres el único que está pasando por esta situación, habla con tus amigos, puede que ellos ya hayan pasado por ahí y te puedan ayudar. Esto solo quiere decir que no debes tomar decisiones drásticas de manera apresurada, mucho menos si estás sintiéndote mal con lo que estudias.

 

 

En todas las carreras hay materias que no te van a gustar:

En cada semestre ves materias diferentes. Revisa tu pensum. Puede que este sea el único semestre en el que tus materias no te agradan. También piensa que en muchas ocasiones tienes que pasar por las materias básicas para llegar a lo complejo y entretenido.

 

 

Puedes buscar otras opciones:

 

Si después de pensar en todos los puntos anteriores sigues sintiendo que algo está mal, es tiempo de que revises otras opciones. Hacerlo te puede ayudar a confirmar que tu carrera es la indicada o te puede llevar a descubrir tu verdadera pasión. Recuerda que no está mal dudar, ni cambiar. Es importante que distingas entre tus hobbies y tu vocación.

 

 

Ir a consejería académica:

 

Si no te sientes seguro de nada, puedes buscar ayuda en tu universidad. Hay figuras como el consejero académico o el director de carrera que te pueden ayudar. Habla. Pregunta. Muy seguramente alguien te podrá brindar una asesoría que guíe tu decisión.

 

 

Pensar cómo te ves en un futuro:

 

Finalmente, es importante que pienses cómo te ves en un futuro y que hagas una lista con los aspectos positivos y los negativos de tu carrera. Por ejemplo, si estás en los primeros semestres de ingeniería, pero tienes claro que tu verdadera pasión es la pastelería, no tiene sentido que dures 4 años más en una carrera que no te gusta. En este punto puedes buscar soluciones alternas que incluyan tus pasiones.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry