Estas 10 señales te ayudarán a descubrir que ya estás creciendo

Con estas 10 señales puedes saber si ya estás creciendo o sigues siendo un bebé de mamá y papá.

pexels-photo-253758

Si bien es cierto que cuando recién entras a la universidad sigues siendo un bebé, a medida que pasa el tiempo te vas dando cuenta de que empiezas a adquirir independencia y madurez, y que poco a poco te estás convirtiendo en un adulto. Conoce cuáles son las 10 señales que te harán saber que ya estás creciendo.

 

1. Disfrutas momentos a solas:

Ya sabes, al inicio de carrera no podemos estar ni un segundo separados de nuestros amigos porque sin gente a nuestro alrededor sentimos que somos vulnerables y nos parece triste estar solo. Cuando empiezas a disfrutar del tiempo que pasas a solas, inscribes clases sin preguntarle el horario a tus amigos y quieres estar solo/a una buena parte del día, sabes que has madurado.

 

2. Tienes un plan para tu futuro:

Crecer es sinónimo de planear. Si estás dejando de tener dudas sobre lo que vas a hacer después de graduarte y tienes idea de lo que quieres para ti más adelante, significa que estás creciendo.

 

3. Te empiezas a preocupar por tu salud:

Empiezas a creer que la comida chatarra ya no debe ocupar una gran parte de tu vida y empiezas a buscar en internet recetas o comida saludable que le haga bien a tu cuerpo y te ayude a ser una persona sana.

 

4. ¡Haces mercado tú mismo!

Si esta no es una señal de que estás creciendo, no sé cuál será. El hecho de ir tú mismo/a a un supermercado, con una lista en la mano y empezar a escoger frutas y verduras, es un indicador infalible de que te has convertido en un adulto.

 

5. Ganas dinero:

Una señal de que estás creciendo es cuando quieres ganar tu propio dinero para poder comprarte lo que quieras. Empiezas a buscar trabajo o incluso a vender cosas para poder conseguir tu objetivo. Tienes tu primera tarjeta de crédito Visa y te endeudas por primera vez. Todo es mágico.

 

6. No dependes de tus padres:

Si hace mucho tiempo no le pides dinero a tus padres para salir o para comprar algo y, por el contrario, puedes cubrir tus gastos con tu propio dinero, puedes empezar a llamarte un adulto responsable.

 

7. No tienes que pedir permiso para salir o hacer algo:

Cuando te das cuenta de que no dependes de tus padres para salir a bailar o verte con tus amigos, cuando tú mismo manejas tus horarios y tiempos, significa que estás creciendo y te estás convirtiendo en una persona fuerte e independiente.

 

8. Empiezas a pagar facturas:

Nada como pagar algún recibo o pagar la cuenta para darte cuenta de que creciste y ya no eres un bebé. Cuando tú mismo/a vas al banco a pagar las facturas con tu propio dinero, es una señal indiscutible de que ya estás grande.

 

9. Dejas de andar de fiesta en fiesta:

Cuando prefieres quedarte en tu casa comiendo y viendo series en lugar de embriagarte con tus amigos y andar de fiesta, te das cuenta de que estás dejando salir al adulto que hay en tu interior dejando atrás ese lado salvaje de tu vida universitaria.

 

10. Ya no le haces show a tus padres:

Ya sabes, cuando eras adolescente y hacías pataletas y le armabas pelea a tus padres por cada cosa que te decían o cada permiso que te negaban. Ya no recuerdas cuándo fue la última vez que pelearon y hasta incluso hablan de cosas de adultos como deudas, cuentas, ahorrar y cómo hacer rendir el dinero.

 

¿Con cuál te identificaste?

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados