Confesiones de un programador

Los secretos de todo programador, que te haría cambiar la idea que tienes de ellos.

incognito

Todo programador tiene sus pequeños secretos y aquí revelaremos esas pequeñas confesiones que podrían voltear miradas y hacernos dudar sobre ellos.

 

El código sale por arte de magia.

A veces, un código puede tardar todo el día y crear un cortocircuito en tu cabeza. Y a veces, solo a veces, pueden aparecer por arte de magia. Un solo error y el código te queda perfecto. No hay explicación, solo te queda tomar el crédito y disimular que lo hiciste a propósito.

 

Las noches de videojuegos son todas las noches.

Videojuegos, Redbull y Doritos son 3 palabras muy comunes entre programadores. Y así parezca poco saludable, trasnocharse jugando es lo más normal en nuestro mundo. Como también es normal terminar en la deep web a las 4 de la mañana, viendo el precio de las drogas en el mercado negro.

 

Los programadores sí tenemos novia.

Existe un mito que dice que los programadores no tienen novia/o pero la realidad es que las tienen y sus relaciones son más largas que las de cualquiera. Piénsalo, ¿qué puede ser más fiel que un programador? sin fiestas ni drama, solo videojuegos y pizza: la pareja perfecta.

 

Tienen una carpeta llena de pornosotros, bajo un nombre inocente.

El que niega que se masturba, niega hasta la madre.

 

Como programador, ¿qué te gustaría confesar?

Escrito por nuestro colaborador, Aaron Parales

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry