¿Cómo llegar temprano a clase (o a la vida)?

Sigue estos consejos y conviértete en un maestro del tiempo

pexels-photo-121734

Yo soy una de esas personas que siempre llega tarde, SIEMPRE. Y no, no estoy orgullosa de esto. Llegar tarde me ha traído muchos problemas como perder citas médicas, no presentar talleres en clase, incluso una vez llegué MUY tarde a una primera cita. Siempre he intentado llegar temprano, pero mis buenas intenciones no me duran más de una semana.

Sé que somos más los que llegamos tarde y estoy segura de que en más de una ocasión todos hemos pensado en enderezar nuestro camino y empezar a ser personas puntuales. Hoy vengo a ayudarte a que lo hagas (porque yo también decidí hacerlo). Le pedí consejos a algunas personas que siempre llegan a tiempo y aquí están los 5 mejores:

 

1. Levantarte temprano:

 

 

Cuando te levantas temprano el día te va a rendir mucho más. Puedes despertarte un poco antes de lo normal, así no estarás corriendo como loco en las mañanas, podrás desayunar y arreglarte con tranquilidad. Pero no puedes esperar que si te acostaste a la 1 o 2 de la mañana tu cuerpo esté despierto a las 4:30. Duerme el tiempo que necesitas y comienza tu día bien.

 

2. Dejar de procrastinar:

 

 

Si pasas todo el día en Facebook es probable que nunca acabes todas las cosas que tienes pendientes. Si le dedicas toda tu atención a ese ensayo durante media hora es posible que avances mucho más que en 3 horas intermitentes en las que saltas de Facebook al trabajo y luego a Youtube. Dejar de procrastinar es una forma de quererte.

 

3. Dejar de pensar que si todos llegan tarde tú también puedes hacerlo:

 

 

Seamos realistas, todos hemos pensado esto alguna vez en la vida ¿para qué llegar temprano si todos llegan tarde? Bueno, esta no es una excusa válida y tú no tienes que hacer todo lo que hacen los demás. Además, te dará muy buena reputación ser el primero en llegar.

 

4. Piensa que tu hora de llegada es 15 minutos antes de la hora real:

 

 

Creo que este es el consejo más útil de todos. Si tienes una entrevista de trabajo a las 11 piensa que en realidad la tienes a las 10:45. Así puedes calcular el tiempo que necesitas para llegar a esa hora. Ten en cuenta que puedes encontrar contratiempos que retrasen tu llegada, estos 15 minutos te darán la posibilidad de no llegar tarde.

 

5. Sé realista con tu tiempo:

 

 

Si generalmente te demoras media hora en llegar a un lugar, no esperes que el dios del tiempo se apiade de ti y mágicamente llegues en 15. Sabes que todas esas afirmaciones fantásticas terminan mal. No las hagas, respeta tu tiempo y sé sincero contigo mismo. Tú sabes a qué hora debes salir, hazlo. También aplica para trabajos atrasados y listas de las cosas que debes hacer en el día.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
5

Tendencias

Relacionados