8 situaciones difíciles que vive un emprendedor

Nadie dijo que la vida de un emprendedor era color de rosa.

pexels-photo-47444

Entre risas y nostalgia podrás recordar los malos momentos a los que te has enfrentado siendo un emprendedor. Nunca te dicen cuán difícil será poner en práctica todas las ideas que andan volando por tu cabeza, por eso es inevitable que los momentos de angustia y desesperación lleguen. ¿Con cuántos te identificas?

 

1. Querer saltar por la ventana porque nada te sale bien:


Como emprendedor, la frustración llega cuando las cosas no salen como lo esperas. Lo único que quieres hacer es abrir una ventana y lanzarte como si tuvieras alas para volar cuando estés llegando al suelo.

 

2. Querer  desistir de un proyecto si no ves resultados inmediatamente:


Querer resultados inmediatos es normal en un emprendedor, sobre todo entre los que apenas están iniciando. Cuando se dan de frente con la realidad, su primera solución es dejar todo ahí, replantearse una nueva idea y mirar a ver si eso sale. ¡Ojo! Esto puede ser un arma de doble filo.

3. Sentirte solo:


Llegas a un momento en dónde la frustración es tanta, que te sientes como el ser más ignorado del mundo. Las salidas con tu grupo de amigos, las reuniones familiares y los tiempos con tu pareja ya no son los mismos Así estés acompañado, te sentirás como el raro o diferente del grupo, porque estás luchando contra viento y marea para sacar a flote tu proyecto. Ser emprendedor no es tarea fácil y no todos pueden entender esta situación.

4.Creer que estás enloqueciendo:

Es aquí cuando tienes que ponerle un STOP a lo que estás haciendo. Tienes tantas ideas fluyendo por tu cabeza, que pierdes la lucidez de tomar decisiones acertadas. Quizá tu familia considere llevarte a un psicólogo o meterte en un manicomio. No te asustes, trata de reencontrarte con tu yo interior.

 

5.No tener dinero ni para comerte un dulce:

La inversión es fundamental y más cuando estás arrancando con el proyecto. Meter tus manos en los bolsillos, mirar tu cuenta, ver la triste y dolorosa realidad de que ni para comerte un dulce te alcanza, es un golpe directo al corazón. Es normal, con el tiempo te podrás comprar la bolsa completa.

 

6. Pasar noches enteras sin dormir:


El esfuerzo y la dedicación es pan de cada día. No existe un horario de trabajo cuando se trata de sacar adelante tu empresa. Hay días y noches eternas. Unas dan frutos, otras te dan enseñanzas. Con el tiempo te das cuenta de lo valioso que es esforzarte por lo que amas.

 

7. Aprender a ser disciplinado:


La constancia y la disciplina, son los pilares fundamentales para alcanzar el éxito, no solo laboral sino también persona. La lucha constante entre el yo perezoso y el que quiere hacer algo con su vida, es como una batalla campal. Solo quien luche con más determinación ganará.

 

8. La lucha constante entre mantener alimentado tu ego y aceptar la opinión de los demás:


Las críticas llueven cuando ven que estás haciendo algo productivo y te va bien. Es fundamental que no te dejes afectar por los comentarios tóxicos que pueden venir de personas envidiosas. Esto es tuyo. No permitas que aplasten lo que eres.

Si viviste o estás viviendo alguna de estas situaciones, comparte la experiencia con los demás. Lo mejor que podemos hacer es reírnos de las cosas que en determinado momento nos complicaron la vida.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados