10 formas de procrastinar que en realidad no son tan malas

pexels-photo-267684

Procrastinar es una forma de evitar hacer las tareas y pendientes importantes que tenemos. Muchas veces para evitarlo terminamos viendo series en Netflix por horas, otras veces terminamos viendo videos en YouTube que nunca creímos que existieran. Para que evites perder tu tiempo con cosas que no te van a aportar nada, te traemos esta lista de opciones para que procrastines de forma productiva.

 

1. Organiza tu espacio de trabajo:

Vas a evitar hacer lo que tienes pendiente, pero también vas a ayudarle a tu yo del futuro a que tenga un espacio agradable en el que pueda trabajar y concentrarse.

 

2. Duerme un poco más:

Puede que estés procrastinando porque tienes mucho cansancio acumulado. Así que puedes dormir, descansar, tomarte un tiempo para recuperar fuerzas y volver con energía a hacer todo lo que tienes por hacer.

 

3. Trabaja en tareas pequeñas:

Muchas veces, pensar en que tenemos que cumplir tareas muy grandes solo nos causa temor y pereza. Lo que puedes hacer es empezar a hacer tareas pequeñas de esa super tarea que tienes por delante. Cuando lo ves en tareas pequeñas y te enfocas en una a la vez todo es mucho más sencillo.

 

4. Dedícale tiempo a algo que te guste:

Puedes aprovechar el tiempo que vas a pasar evitando hacer lo que tienes que hacer y dedicarle tiempo a algo que te apasione. Por ejemplo, puedes tomarte un tiempo para dibujar, leer un libro o investigar sobre ese tema que te causa curiosidad. Así aprovecharás el tiempo y estarás más motivado  para cumplir tus pendientes.

 

5. Haz ejercicio:

Puedes aprovechar este tiempo ejercitándote. Busca una rutina por YouTube o sal a trotar. Te sentirás más saludable y tendrás ganas de ser productivo después de eso.

 

6. Haz una lista con todo lo que tienes pendiente:

Si aún no tienes una, este es el momento preciso para hacerla. Así podrás saber exactamente qué tienes pendiente y cuánto tiempo te llevará hacerlo todo. Fíjate en hacer que cada tarea grande se divida en pequeñas tareas más fáciles de lograr.

 

7. Organiza tu tiempo:

Planea en qué momento vas a empezar a hacer lo que tienes pendiente y haz un cronograma. Asegúrate de que sea basado en tiempos reales. No olvides incluir tiempos para descansar. Cuando lo pongas en práctica respeta los tiempos que estableciste.

 

8. Busca una manera diferente de hacer lo que tienes que hacer:

Si tienes que estudiar para un examen final, lo que puedes hacer es buscar diferentes maneras de hacerlo. Puedes hacer dibujos o inventar una canción (?). Lo que importa es que uses toda tu creatividad.

 

9. Trabaja en otras tareas mientras evitas las tareas importantes:

Posiblemente tienes muchas cosas pendientes así que puedes adelantar las cosas que no son tan importantes y que no están al inicio de tu lista. Así no te sentirás tan mal.

 

10. Aprende algo nuevo:

Puedes aprovechar el tiempo aprendiendo sobre algo diferente. Puedes buscar totorales en YouTube o cursos gratuitos en internet. Así harás algo por ti mismo y no te sentirás tan culpable por hacer lo que está en tu lista de pendientes.

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
1

Relacionados