10 consejos para emprender y no morir en el intento

Cómo saber si estás listo para crear tu propia empresa y saber cuál es el momento ideal para hacerlo.

emprendedor

¿Mi idea si va a funcionar? ¿Vale la pena trabajar en esto? ¿Quién va a comprar lo que vendo, a quién le interesa lo que ofrezco? Estos son miedos constantes que tenemos las personas a la hora de emprender. Entonces, ?cómo saber cuando estamos listos para emprender? Aquí te lo decimos:

Olvida la competencia y piensa en hacerlo lo mejor posible

Conocer la competencia es importante para comenzar a emprender, pero lo que te diferencia del resto es el esfuerzo que le pongas en hacer tu proyecto cada día mejor. Concéntrate más en tu producto o servicio, que en lo que hace el resto. Lo que

Es mejor ser líder, que ser jefe. 

La gente busca a alguien que esté dispuesto a “ensuciarse las manos” por su equipo, que lo escuche y reconozca cuando se equivoca. Nadie busca a alguien que solo quiera mandar y mandar.

Establece una cultura de trabajo

Está bien querer ser laxo con tus empleados, siempre y cuando cumplan con los objetivos, y más importante aún, con los tiempos de entrega.

 

Recompensa a tus empleados cuando lo merezcan

Comparte los logros de la empresa y crea acciones de mejora cuando las cosas no vayan como lo esperado.

La humildad te abre a las posibilidades

Abrirte al mundo y olvidar tu lenguaje, estrato, país, cultura, etc… es clave para encontrar clientes donde menos lo esperas.

Ser humilde también es aceptar cuando estás equivocado

Equivocarse es de humanos y por más que seas el jefe, también debes aceptar el consejo de los demás.

“Ser un buen líder y alentar al equipo de trabajo son algunas de las cualidades que le brindan valor a un emprendimiento”.

 

Véndete como un profesional

Tener en orden tu material de trabajo (presentaciones corporativas, redes sociales, página web, tarjetas de presentación, etc.) y cuidar tu aspecto físico habla bien de ti ante tus clientes y ante el mundo.

Cuida a tus clientes

Un cliente fiel vale más que mil clientes por conocer. Concéntrate en fidelizar a los que ya tiene, llámalos de vez en cuando, invítalos a comer, háblales sobre tu proyecto a futuro y consigue que alguien confíe en ti.

“Cuando sabes que eres muy bueno en algo y las personas te reconocen por ello, ese el momento adecuado para emprender”.

 

No combines la amistad con el trabajo

Divide tus relaciones personales de las profesionales y te irá bien.

Y por lo que más quieras, trabaja seguro.

No comiences a emprender sin antes haber asegurado a tu empresa y a tus clientes. Regulación de impuestos, contratos de confidencialidad, contaduría, etc.

“En el mundo del emprendedor, la incertidumbre es el pan de todos los días y se tiene que aprender a vivir con eso”.

 

Comments

comments

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Relacionados